7.8.2008

PROFECO: cine vs piratería

Un detallado análisis de la situación del cine en México donde se ve la ineptitud de cierta industria.

  • Es 23 veces más caro ir la cine que comprar una película pirata
  • Sólo 30.5% de los cinéfilos acude a las salas de exhibición

Además del costo por entrada, los cinéfilos deben cubrir el transporte o el estacionamiento y los alimentos y las bebidas consumidos

CIUDAD DE MÉXICO.- Para una familia de cuatro miembros ir al cine una vez al mes implica un gasto promedio de 456 pesos, mientras que comprar una película de estreno de las llamadas pirata cuesta entre 16 y 20 pesos, en promedio.

Es decir, si esa familia de cuatro miembros quisiera ir al cine diariamente durante un mes tendría que gastar 13 mil 680 pesos en promedio, en tanto que ver una película pirata durante el mismo lapso conlleva un gasto máximo de 600 pesos.

Asimismo, ver 30 películas al mes a través de la televisión de paga tiene un costo máximo de 330 pesos, sin que exista un límite en el número de miembros de la familia que la pueden disfrutar.

Esta situación explica por qué sólo 30.5 por ciento de los cinéfilos acude a las salas de exhibición, debido a que el gasto mínimo por persona oscila entre 80 y 114 pesos, reveló la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco).

Y es que, sin contar el pago de estacionamiento o transporte, una familia de cuatro integrantes gasta en el cine entre 320 y hasta 456 pesos, cantidad suficiente para surtir una lista de útiles escolares de quinto o sexto grado.

Debido a esto, de los aficionados quienes acuden al cine 39 por ciento lo hace una sola vez al mes; 31.9 por ciento cuatro veces o más; 27 por ciento dos veces y dos por ciento sólo tres veces.

En tanto, del resto de los cinéfilos 29.1 por ciento compra las películas, 12.6 las renta y 27.8 por ciento las ve en televisión abierta o por cable.

Esa última opción parece ser la más económica, ya que según datos de la Brújula de Compra de la Profeco, si se contratara televisión de paga sólo para ver películas y se disfrutara una cada día, el consumidor gastaría entre 3.00 y 11.00 pesos diarios.

Y si a ese costo se agregan las palomitas de microondas con un precio promedio de 5.00 pesos y un refresco de lata de aproximadamente 6.00 pesos, el costo mínimo por disfrutar una película en casa diariamente es de 14 pesos y el máximo de 22 pesos.

Por tanto, el gasto familiar por ver 30 películas al mes a través de la televisión de paga sería de entre 90 y 330 pesos, cantidad que contrasta con los 320 y hasta 456 pesos que tendría que pagar una familia de cuatro integrantes por acudir una sola vez en el mes al cine.

Estas cifras son resultado de un sondeo en línea y una encuesta de la Profeco entre 300 personas en el Distrito Federal y 11 municipios del Estado de México, investigaciones que muestran además que de aquellos que prefieren adquirir películas, más de 70 por ciento compra copias ilegales por las que paga entre 16 y 20 pesos.

Respecto a la frecuencia con la que el consumidor adquiere este tipo de películas, la Profeco precisó que 33 por ciento lo hace diario; 27.3 por ciento cada 15 días y 22.7 por ciento cada mes.

Ello implica que el gasto por comprar diariamente una película pirata durante un mes sería entre 480 y 600 pesos, cantidad que no se compara con los 456 pesos por ir al cine una sola vez al mes.

Otro dato importante es que 26.2 por ciento de los cinéfilos no percibe ningún salario y sólo 20.2 por ciento tiene captaciones económicas mensuales promedio mayores a los 14 mil pesos.

Por lo que se refiere a la nacionalidad preferida de las películas, 47.7 por ciento de los cinéfilos las prefiere de origen estadounidense y casi 25 por ciento nacional.

En cuanto a los géneros preferidos, 26.4 por ciento opta por las de acción; 14.9 por ciento por la comedia; 12 por ciento por las infantiles y 10.7 por ciento por las de terror.

Fuente

» Archivado en general, Legislación, nosoypirata, Acciones, Blogroll a las 12:41.

volver arriba


Support CC - 2007

visit our sponsor
Sealcoat Houston
Electrician Fort Worth
Tar and Chip Denver