27.9.2007

Disponibles camisetas de Nosoypirata en la tienda de Geek in Love

¿No eres un pirata pero los demás igual piensan que sí lo eres? Demuestra en cada momento que no lo eres llevando una de las camisetas de Nosoypirata.com

Geek in Love, el popular BlogComic de Ramón Redondo y Nosoypirata.com han unido sus fuerzas para ofrecer camisetas de Nosoypirata.com en la tienda de Geek in Love.


Con los personajes de la tira cómica que tanto éxito está teniendo en los últimos tiempos, el mensaje de que No Somos Piratas se puede llevar orgullosamente por ahí. Y os animamos a que os hagáis fotos con ellas en sitios pintorescos, como delante de sedes de la SGaE, en conciertos de música ¡y las publiquéis por Internet!

Por si alguien tiene duda, Nosoypirata.com no se lleva comisión alguna por las ventas que se hagan. Seguimos sin ganar un céntimo con todo esto.

Las camisetas son de gran calidad y entrega a domicilio. Os animamos a comprarlas y mostrarlas por la calle. ¡Ah! Y no os perdáis el resto de camisetas, que las hay con diseños muy divertidos basados en la serie de Geek in Love.

» Archivado en nosoypirata a las 9:35.

volver arriba

19.9.2007

SGAe vs ALASBARRICADAS

Supongo que todos los que manejan un teclado ya saben que la SGAe (la e al ser de editores en lugar de como era, de autores españoles la pongo en minúscula) ha demandado al portal alasbarricadas.com por el honor de Ramoncín  y digo la SGAe porque mi amiga Merçé Molist nos aporta pruebas concluyentes de eso, lean lean   LAS CLAVES DEL PROCESO ALASBARRICADAS

En mayo de 2007, los padres de X. recibían sorprendidos una demanda
de Ramoncín contra su hijo, por lesiones al honor. El ex-cantante
pedía y pide 6.000 euros, más costes del juicio (10.000 aprox. en
total), por unos comentarios anónimos aparecidos en un rincón de la
web Alasbarricadas.org, donde se tachaba a Ramoncín de pedante y
escoria.

Empezaba una nueva aventura para X., quien hasta ahora no había
vivido un proceso judicial relacionado con Internet. El 12 de
septiembre se celebró el juicio, en el Juzgado de Instrucción 44 de
Madrid, el mismo donde se perdió el caso PutaSGAE. En unos días, la
juez dictará sentencia.

Esto que sigue es el cómo una influyente organización, la Sociedad
General de Autores y Editores (SGAE), ha intrigado para invalidar el
artículo 16 de la Ley de Servicios de la Sociedad de la Información
(LSSI) y la directiva europea que exoneran de responsabilidad a los
prestadores de servicios de Internet, frente a los contenidos
aportados por terceros.

1. Qué busca la SGAE, según la SGAE, con este proceso.

En la audiencia previa al juicio, el 19 de junio, planteamos a los
abogados de SGAE, que defienden a Ramoncín, llegar a un acuerdo pero
se negaron alegando que están cansados de que se hable mal de ellos.
Quieren que, en Internet, antes de hablar mal de ellos se lo piensen
dos veces. Con este plural entendimos que quien está detrás de la
demanda no es Ramoncín, sino la SGAE.

2. En qué centra el abogado de la SGAE su acusación, en el juicio.

En tratar de demostrar que soy el responsable de
Alasbarricadas.org, y de todo lo que se pone allí, porque mi nombre
está en el whois. Que debo responder por los comentarios, porque
todo lo que se sube a una página está bajo el control del webmaster,
palabra que repite insistentemente, sin definir qué significa.

3. Qué opina la fiscalía sobre retirar comentarios de tu web.

El fiscal dice que sólo se puede modificar una web, borrar los
comentarios en este caso, cuando ya se ha hecho un proceso, está
cerrado y con sentencia.

4. Qué opina la fiscalía sobre quién es responsable de los comentarios.

Pide la absolución porque el proceso no se ha hecho correctamente,
al hacer responsable a alguien de contenidos de terceros, y porque
según la ley no se puede determinar que el responsable de los
contenidos sea yo. El responsable es quien hace el comentario.

5. Qué pregunta la juez a X. en el juicio.

Quiso saber si retiramos el hilo cuando nos llegó la demanda y sí,
lo hicimos.

6. Quién es el responsable de la web Alasbarricadas.org.

No tiene un único responsable sino muchos. Es un proyecto social y
la llevan los usuarios, hay diferentes personas encargadas de
secciones.

7. Cómo llega la SGAE hasta X.

Contrata a una agencia de detectives, Método 3. Curiosamente, no
nos mandan ni un correo, ni avisan al proveedor de la web, Nodo50,
ni le piden logs ni nada, como suele hacerse en estos casos.

8. En qué consiste la investigación de la agencia de detectives.

En hacer un whois sobre el dominio Alasbarricadas.org. Allí aparece
el nombre de X., que en su momento fue el encargado de registrarlo,
y una dirección postal antigua. La SGAE manda un burofax a esta
dirección, sin éxito.

Entonces, echan mano de métodos que no explicarán en su informe ni
en el juicio, ni la juez se interesará por ellos. Así descubren la
dirección de los padres de X., que supongo sólo puede obtenerse a
través de mis datos de nacimiento o antiguos DNIs, ya que llevo 14
años sin residir allí.

9. Dónde dice el detective que encontró la dirección de los padres de X.

Su declaración en el juicio es brutal, da vergüenza ajena. Se
dedica a recitar su curriculum y actúa con gran chulería. Muestra
capturas de pantalla del whois y de los comentarios en la web como
si fuese una gran investigación. Dice que ha encontrado la dirección
de mis padres a través de Google, así como declaraciones mías
asegurando que soy el responsable de la web.

10. Qué pasa con los logs.

En la audiencia previa proponemos que, si lo que les interesa son
los comentarios, pidan los logs a Nodo50, pero la juez no lo admite,
ni los abogados de la SGAE ponen interés en pedirlos.

11. Qué declara Ramoncín.

Actúa como el ofendido, la víctima, pero parece cansado de estas
historias, de hacer este papel.

A la pregunta de cómo se enteró de los insultos dice que tiene
amigos que siempre están en Internet.

A la pregunta de cómo se sintió al leer los comentarios dice que
ofendido, que alucinó y que está cansado de estas cosas

Cuando se le pregunta hasta qué grado se sintió ofendido y también
sobre su relación con la SGAE, la juez corta al abogado defensor,
Carlos Sánchez Almeida, quien acaba haciendo una queja formal y la
juez le retira la palabra. Al final, el tema del honor casi no se
trata.

12. Qué se espera de la sentencia

Creemos que la intervención del fiscal podrá hacer que descienda el
dinero que nos piden, aunque de todas formas sería una derrota si
perdemos, ya que la SGAE con nosotros busca un precedente judicial.

En caso de perder, recurriremos, porque sabemos que es algo grave y
que no nos afecta sólo a nosotros. No es por hacernos la bandera de
nada pero, como decíamos de pequeños: por mí y por todos mis
compañeros.

13. Sobre la solidaridad.

Alucinado. Con la gente que pone dinero, con los mensajes de apoyo,
los correos de asociaciones de médicos, de veterinarios, un estudio
de grabación, músicos, gente con blogs, no sólo de los frikis de
Internet, que también, ni tampoco sólo del espectro político
marginal o, como lo llaman, la izquierda extraparlamentaria. No es
casualidad que la SGAE escogiese nuestra web, creían que no
tendríamos apoyo, que somos marginales.

Lo que más destaco de los 5 meses que han pasado desde la llegada
de la demanda es este apoyo, la actitud de la gente, ha habido quien
ha montado una actividad en su pueblo para sacar pasta para
Alasbarricadas.org.

14. En resumen.

Me atribuyen algo que yo no he escrito, simplemente porque salía en
un whois

Copyright 2007 Mercè Molist.

Verbatim copying, translation and distribution of this entire
article is permitted in any digital and no commercial medium,
provide this notice is preserved.

http://www.filmica.com/port666/archivos/006437.html
http://ww2.grn.es/merce/2007/alasbarricadas.html


13.9.2007

Los internautas seguimos apoyando a la SGAE

Creemos que uno de los principales problemas al que nos enfrentamos los internautas cuando hablamos de canon reside en nosotros mismos. Probando que el discurso de la SGAE y otras entidades de gestión cala con fuerza, leemos gracias a Meneame que todavía hay mucha gente que cree que la copia privada realizada gracias a Internet es, o puede ser, sinónimo de piratería.

Lo hacemos de manera un poco inconsciente y se puede observar en muchos sitios cuando los términos canon y presunción de inocencia o presunción de culpabilidad van unidos.

Aunque no lo creamos, cuando nosotros mismos empleamos esa terminología estamos dando nuestro apoyo a las tesis más radicales de la SGAE que consideran piratería todo aquello que se haga en Internet sin pagar.

Todavía no hemos comprendido que el canon compensa un acto perfectamente legal y plenamente legítimo como es la copia privada, una excepción al derecho de los autores a impedir la copia de sus obras bajo determinadas circunstancias. De hecho, no cabría en nuestra legislacion, que si este acto fuera ilícito fuera compensado mediante el pago preventivo de lo que muchos internautas considera una multa.

Si bien es cierto que la SGAE interiormente sí pretende beneficiarse de lo que en un doble juego considera ilícito, no es menos cierto que para que sus ingresos por este concepto sigan aumentando ha de defender la existencia y vigencia de la copia privada. En este ejercicio han logrado reducir la licitud de la copia privada a límites ridículos, sí, pero que no impiden que los internautas podamos considerar la mayor parte de nuestras copias como privadas. Privadas, luego legítimas. Por este hecho el canon que se paga no presupone desde un punto de vista legal una presunción de culpabilidad como apuntan muchos, sino una legitimación de una figura contemplada desde la ley de la propiedad intelectual.

Para que el debate se sitúe en sus justos términos hay que, por lo tanto, abrir un debate sobre cual ha de ser la mejor forma de compensar a los autores, o más bien, si esta compensación tiene sentido alguno en el entorno digital que estamos empezando a experimentar.

Porque al final el debate se debería desarrollar a un nivel correcto que establezca algunas premisas que se están olvidando gracias a la confusión de términos por las que los internautas creen que hacen algo ilícito pero como pagan pueden hacerlo. No somos piratas, no nos cansaremos de decirlo, y saldremos a la palestra cuando haga falta. El problema lo tiene la industria del entretenimiento, y es un problema que no deberían pagar los ciudadanos. Se imponen nuevos modelos de gestión, nuevos modelos de negocio, nuevas formas de distribución. La compensación, el subvencionismo no dejan de ser parches para un problema que han provocado las propias industrias y han alimentado las propias entidades de gestión como SGAE y compañía.

Y no. No somos piratas, pero millones de ciudadanos realizando copias legítimas estamos subvencionando con un canon sobre dimensionado a unos pocos autores y auto denominados artistas que dañan peligrosamente a sabiendas o no, el desarrollo de la era digital en un país, España, con un gravísimo problema de competitividad a nivel de tecnología.

» Archivado en SGAE, Canon a las 7:36.

volver arriba


Créditos y demás

Nosoypirata.com | Powered by WP. and Tree Back to Content

Support CC - 2007

visit our sponsor
Sealcoat Houston